¿Qué relación hay entre el virus de Epstein-Barr, la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, el COVID persistente y el estrés?

El virus de Epstein-Barr infecta a más del 90% de la población mundial, y se está asociando cada vez con más enfermedades. La infección se produce principalmente durante la infancia, de forma asintomática. Cuando la infección ocurre a partir de la adolescencia…


…puede desarrollarse la mononucleosis infecciosa, conocida también como fiebre ganglionar de Pfeiffer o como «la enfermedad del beso» ya que se transmite por contacto directo de saliva.

En la mayoría de los casos la mononucleosis infecciosa se cura sola en 2 o 3 semanas.

Eptein-Barr Mononucleosis


Durante la infección, el virus de Epstein-Barr infecta los linfocitos B, posteriormente queda en un estado latente y asintomático que persiste durante toda la vida. Por lo tanto, el virus de Epstein-Barr pasa por dos fases distintas: la fase de infección y la fase latente. Esta fase latente es una especie de tregua establecida entre el virus y el sistema inmunitario, y es una convivencia de por vida marcada por fases de reactivación muy poco frecuentes y en su mayoría asintomáticas. Tal como han demostrado algunos estudios [1], La reactivación puede ocurrir espontáneamente o después de un proceso de dolor, depresión o de estrés agudo o crónico, entre otros.

Fatiga crónica Epstein Barr

Algunas de las enfermedades causadas por el virus de Epstein-Barr están ampliamente documentadas. Hace más de 40 años que se encontró una relación entre el virus de Epstein-Barr, la artritis reumatoide [2] y la esclerosis múltiple. También hay evidencia científica de que el virus de Epstein-Barr es capaz de provocar tumores, principalmente en el epitelio y el tejido muscular que se ubica en órganos abdominales y pélvicos, provocando más de 200.000 cánceres cada año.

LA CONEXIÓN ENTRE EL VIRUS DE EPSTEIN-BARR Y EL COVID PERSISTENTE.

El reconocimiento del COVID persistente no fue aceptado de inmediato por toda la comunidad médica, debido a la amplia gama de síntomas: fatiga, insomnio, dolores de cabeza, mialgia, confusión, neblina mental, debilidad, erupción cutánea, faringitis, dolor abdominal, tinnitus, fiebre, adenopatía cervical, pérdida de audición leve a moderada, etc… Esta falta de reconocimiento inicial, generó un debate sobre la subestimación de los síntomas de los pacientes. Algo que también comparten y sufren pacientes de fibromialgia o fatiga persistente, que con frecuencia ven cuestionados sus síntomas.

Síndrome Post COVID

La infección del SARS-CoV-2 en algunas personas tiene efectos neurológicos persistentes y algunos estudios han demostrado que una respuesta desmesurada del sistema inmunitario genera proteínas neurodegenerativas [3]

Al menos cinco estudios, han encontrado evidencia de reactivación del virus de Epstein-Barr conjuntamente con la infección de COVID, al igual que se reactiva con otras enfermedades autoinmunes, siendo particularmente reactivo en pacientes inmunodeprimidos y en situaciones de alto estrés.

La reactivación del virus de Epstein-Barr a causa del COVID, no es una sospecha, es una evidencia científica; los estudios demuestran que el virus de Epstein-Barr no estaba en una fase infecciosa, ni produciendo más partículas virales. Los resultados indican que la respuesta inmunitaria, es la causante de los problemas en el COVID persistente. En otras palabras, el virus de Epstein-Barr se reactiva con la infección y posteriormente pasa al estado latente, pero la respuesta inmunitaria desmesurada se mantiene en el tiempo, creando un aumento de la fatiga [4] y otros síntomas negativos, entre ellos, algunos neurocognitivos.

EL VIRUS DE EPSTEIN-BARR, SU RELACIÓN CON LA FIBROMIALGIA, EL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA O EL ESTRÉS.

El echo de que en varios estudios se haya encontrado que los anticuerpos contra el virus de Epstein-Barr están asociados con la fatiga, no es del todo sorprendente, ya que la reactivación del virus de Epstein-Barr se ha asociado con enfermedades que cursan con fatiga, como la mononucleosis infecciosa o la Fibromialgia.

El estrés es uno de los mayores desencadenantes de la reactivación del virus de Epstein-Barr, que se relaciona con enfermedades como la esclerosis múltiple, la encefalomielitis miálgica, el síndrome de fatiga crónica o la artritis reumatoide. De ahí que, no hay que subestimar la importancia del estrés y la ansiedad en nuestra salud. Existiendo una correlación clara, a más estrés menos salud. En este contexto es importante recordar que la Terapia Psicológica puede ayudarnos a gestionar y modular, el estrés y la ansiedad. Reduciendo el impacto que estos puede tener en el desarrollo de muchas enfermedades.

A pesar de las muchas consecuencias adversas de la infección por virus de Epstein-Barr, de su persistencia en estado latente en la mayoría de los adultos y de la amenaza real para la salud humana, se ha avanzado muy poco en el desarrollo de terapias antivirales efectivas y en el diseño de vacunas, tanto preventivas como terapéuticas.

Los antivirales disponibles no fueron desarrollados para detener específicamente el virus de Epstein-Barr, por lo que no son particularmente efectivos.

Afortunadamente, el futuro es esperanzador, el virus de Epstein-Barr se ha convertido en un sospechoso habitual y ya forma parte de multitud de estudios en marcha sobre la influencia de este virus tan complejo en múltiples enfermedades, hasta tal punto que ha propiciado que el virus de Epstein-Barr sea el primer virus en tener su genoma completo secuenciado, abriendo la puerta al desarrollo de futuros antivirales y vacunas efectivas.

La erradicación de la infección latente, proporcionaría una cura para al menos 200.000 casos de cáncer cada año y protegería a parte de los pacientes diagnosticados con enfermedades autoinmunes incapacitantes y debilitantes.

Epstein Barr Vacuna

Mientras llegan vacunas y antivirales específicos para el Epstein-Barr, hay terapias efectivas, contrastadas científicamente, para tratar de forma satisfactoria algunos de los síntomas más incapacitantes, como por ejemplo la fatiga crónica.

Estudios recientes han demostrado los efectos positivos de la estimulación transcraneal de corriente continua (TDCS) en pacientes con síndrome post-COVID y fatiga crónica [5] El estudio incluía un grupo placebo para evaluar si los resultados observados eran realmente atribuibles al tratamiento o eran producto de la sugestión psicológica, aumentando la fiabilidad de los resultados.

La estimulación transcraneal de corriente continua produjo una mejora estadísticamente significativa, tanto de la fatiga física como de los síntomas depresivos, en comparación con la estimulación simulada del grupo placebo.

En Centro Médico Mentes Sanas de Barcelona, disponemos de terapias avanzadas, incluyendo la estimulación transcraneal de corriente continua, una técnica no invasiva e indolora, como parte integral y complementaria de nuestros planes de tratamiento, mostrando alta efectividad en pacientes con Fibromialgia, Fatiga persistente y Depresión.

[1] Sausen DG, Bhutta MS, Gallo ES, Dahari H, Borenstein R. Stress-Induced Epstein-Barr Virus Reactivation. Biomolecules. 2021 Sep 18;11(9):1380. doi: 10.3390/biom11091380. PMID: 34572593; PMCID: PMC8470332.

[2] Catalano MA, Carson DA, Slovin SF, Richman DD, Vaughan JH. Antibodies to Epstein-Barr virus-determined antigens in normal subjects and in patients with seropositive rheumatoid arthritis. Proc Natl Acad Sci U S A. 1979 Nov;76(11):5825-8. doi: 10.1073/pnas.76.11.5825. PMID: 230491; PMCID: PMC411744.

[3] Sun B, Tang N, Peluso MJ, Iyer NS, Torres L, Donatelli JL, Munter SE, Nixon CC, Rutishauser RL, Rodriguez-Barraquer I, Greenhouse B, Kelly JD, Martin JN, Deeks SG, Henrich TJ, Pulliam L. Characterization and Biomarker Analyses of Post-COVID-19 Complications and Neurological Manifestations. Cells. 2021 Feb 13;10(2):386. doi: 10.3390/cells10020386. PMID: 33668514; PMCID: PMC7918597.

[4] Gold JE, Okyay RA, Licht WE, Hurley DJ. Investigation of Long COVID Prevalence and Its Relationship to Epstein-Barr Virus Reactivation. Pathogens. 2021 Jun 17;10(6):763. doi: 10.3390/pathogens10060763. PMID: 34204243; PMCID: PMC8233978.

[5] Silvia Oliver-Mas, Cristina Delgado-Alonso, Alfonso Delgado-Álvarez, María Díez-Cirarda, Constanza Cuevas, Lucía Fernández-Romero, Andreu Matias-Guiu, María Valles-Salgado, Lidia Gil-Martínez, María José Gil-Moreno. Transcranial direct current stimulation for post-COVID fatigue: a randomized, double-blind, controlled pilot study Brain Communications, Volume 5, Issue 2, 2023

Llámanos hoy
para concertar una cita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Centro Médico Mentes Sanas +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Scroll al inicio